Escuela Francesa
s. XVIII

Jardín
Óleo sobre cobre
37 x 50 cm

La pintura sobre cobre fue muy popular a partir del s. XVI en los Países Bajos y en Italia .Esta técnica permite a los artistas trabajar con veladuras consiguiendo detalles muy precisos. Suelen ser obras muy preciosistas y de pequeño formato. Los cobres suelen tener problemas propios del metal debidos a la corrosión del mismo, hecho que origina pérdidas de capa pictórica.
En este caso la limpieza del barniz oxidado ha permitido recuperar el colorido original y nos permite apreciar el detalle tan preciso del autor.